Mystic Words Yello Mystic Words Bisque Mystic Words Coral Mystic Words MintCream Mystic Words Beige Mystic Words Plum wordwhizzlegame.com
Cómo logró Netflix vender películas en el paraíso de la piratería | Lo Importante
Cómo logró Netflix vender películas en el paraíso de la piratería

Cómo logró Netflix vender películas en el paraíso de la piratería

BBC Mundo

En 2007, el director de cine brasileño José Padilha protagonizó un peculiar incidente con el entonces ministro de Cultura del país, el prestigioso cantautor Gilberto Gil.

El cineasta se enteró de que Gil era el anfitrión de una sesión de exhibición de la primera película de Padilha, “Tropa de Elite”, en su casa.

El director de cine José Padilha sufrió el embate de la piratería en su país, Brasil.

Padilha estaba furioso, ya que su película había sido estrenada en cines pero una copia se filtró durante la postproducción y circuló en sitios web de intercambio de archivos unos cuatro meses antes de su lanzamiento oficial.

La cinta se convirtió en un super éxito de la piratería en Brasil. Algunos analistas estiman que más de un millón de personas vieron copias ilegales de “Tropa de Elite” antes de que llegara a las pantallas grandes.

Cuando Padilha se enteró de que el ministro de Cultura estaba a punto de ser parte de esa estadística, con una copia ilegal de su película, evadió la seguridad y tocó a la puerta de Gil exigiéndole que le entregada el DVD pirata, a lo que accedió el avergonzado artista devenido funcionario.

El “cohete”de Netflix

Brasil ha sido durante mucho tiempo terreno fértil para la piratería de películas.

Un estudio gubernamental reveló que el 41% de los usuarios brasileños de Internet ha descargado contenidos ilegalmente.

Image copyrightGetty
Image captionCuando era ministro de Cultura, Gilberto Gil habría planificado ver una película pirateada.

La piratería está a la vista en las calles: los DVDs pirateados se venden abiertamente en la mayoría de lugares y calles comerciales e incluso afuera de los cines.

Así que el éxito del servicio de suscripción de películas Netflix, a primera vista, parecía improbable en Brasil.

Sin embargo, desde que fue lanzado en 2011, las suscripciones se han disparado en el país.

La empresa no da a conocer cifras específicas de suscriptores en cada país, perodos estudios independientes sugieren que el gigante latinoamericano se ha convertido en el cuarto mayor mercado de Netflix, después de Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. La empresa cuenta con 69 millones de usuarios en todo el mundo.

Image copyrightGetty
Image captionLos bajos precios ayudaron a Netflix en Brasil

El presidente ejecutivo de Netflix, Reed Hastings -quien por lo general se abstiene de hacer comentarios sobre los países- dice que Brasil es un “cohete” para su empresa.

En septiembre de 2011, la primera incursión de la empresa fuera de América del Norte se concretó en Brasil.

La región fue elegida por tres razones principales -la penetración de banda ancha se consideró lo suficientemente grande, los ingresos en el momento estaban aumentando rápidamente, y no había un apetito por el contenido de Hollywood.

El director de comunicaciones de Netflix, Jonathan Friedland, recuerda que otra razón importante facilitó su entrada en el país.

“En Europa hay que comprar licencias de contenido individuales para cada película o programa de televisión en cada país, como Francia, Alemania o España”, indicó.

En América Latina, sólo necesitan dos licencias – una para todos los países de habla hispana y otra para Brasil”.

Precios

La estrategia de Netflix contra la piratería fue puesta a prueba en Brasil, un país donde los usuarios y vendedores rara vez son llevados ante la justicia por ese delito.

La compañía decidió vencer a la piratería siendo competitiva.

Image copyrightGetty
Image captionLa policía de Brasil decomisa materiales pirateados durante una redada a una favela

“Si usted ofrece un buen contenido a precios bajos y rápidamente -estrenando una serie en el mismo momento en Brasil que en Estados Unidos- hace que la piratería sea menos atractiva”, comentó Friedland.

Uno de los elementos clave en su estrategia es el precio. En Brasil varían de 19,90 a 29,90 reales (US$5 a US$7.50) al mes. Una entrada de cine, solo en Sao Paulo, cuesta 30 reales (US$7.50).

Por esa misma cantidad de dinero usted puede comprar unos 10 DVDs ilegales en las calles, pero la calidad no siempre es confiable.

Y mientras que muchos brasileños descargan ilegalmente películas y programas de televisión, otros no son tecnológicamente lo suficientemente astutos para hacerlo, o están demasiado preocupados por los virus informáticos y el malware.

Para el comentarista Sergio Branco, director del think tank académico Instituto de Tecnologia e Sociedade do Rio de Janeiro, los bajos precios de Netflix son un factor clave de su éxito, por lo que resulta más atractivo para los usuarios que la piratería online.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

%d bloggers like this: