Mystic Words White Mystic Words Gold Mystic Words Tomato Mystic Words Salmon Mystic Words Beige Mystic Words Tan this website
¿Te faltan las palabras para expresar lo que sientes? | Lo Importante
¿Te faltan las palabras para expresar lo que sientes?

¿Te faltan las palabras para expresar lo que sientes?

BBC Mundo

¿Alguna vez has estado sobrecogido por una emoción pero no puedes describirla?

Eso es algo que difícilmente le sucede ahora a Tiffany Watt Smith, autora de un compendio de emociones que te deja convencido de que siempre necesitamos más palabras para nombrar nuestros sentimientos.

Tiffany trabaja en el maravillosamente llamado Centro para la historia de la emociones, que pertenece al Queen Mary University of London, y cuando hablamos con ella, nos pareció que era la persona más calificada para contestarnos esa pregunta con la que tantas veces empezamos las conversaciones…

¿Cómo estás?

“(Se ríe)… En este momento me siento un poco agotada, pero también contenta y encantada con tu pregunta”.

Tiffany tiene ahora al menos 156 palabras -raras y familiares- para contarle a quién sea qué está sintiendo, sin embargo, “a veces todavía siento emociones para las cuales no tengo un nombre, y sigo aprendiendo vocabulario para describirlas todo el tiempo”.

“Pero definitivamente ahora me es más fácil describir con más precisión las esquinas más extrañas e inusuales de la mente“.

BASOREXIA: urgencia repentina de besar a alguien

THINKSTOCK

La investigadora no sólo encontró las palabras sino también las historias detrás de ellas, y una que la cautivó, como historiadora que es, fue la de la palabra ‘nostalgia’.

“Originalmente, al menos en inglés, se refería a la añoranza de la tierra natal (como morriña). Se deriva de las palabras griegas nóstos -regreso- y álgos -dolor-, y describía una suerte de trastorno, causado por estar muy lejos del hogar y querer volver pero no poder”.

“Era una enfermedad muy seria, tanto que podías morir de nostalgia. La última muerte por esta razón es reciente: en 1918 un soldado estadounidense que estaba sirviendo en Francia durante la Primera Guerra Mundial”.

Pero ni siquiera la nostalgia es inmune al paso del tiempo.

“Ahora, 100 años después, nunca pensaríamos que alguien se moriría de eso. No es sólo que cambió de significado -pues ahora se refiere más a añorar el pasado- sino que incluso si respetamos el significado original de extrañar un lugar, no lo tomamos tan en serio: los valores del mundo moderno son más afines al movimiento y a los viajes”, cuenta Tiffany.

NGINYIWARRARRINGU: espasmo repentino de alarma que hace que la persona salte y mire a su alrededor, tratando de encontrar la causa

De los Pintupi, de Australia, para los que hay 15 tipos diferentes de miedo

THINKSTOCK

La importancia de poder nombrar

Si nos ponemos a pensar, quizás no es tan difícil imaginar que hay cientos de emociones -“esto es sólo el principio“, dijo la autora-, aunque al tratar de enumerar las que se nos vienen a la mente, quizás no pasemos de 50.

¿Encontró Tiffany emociones que no había sentido?

“La experiencia con el libro fue más bien que aprendía una palabra que no conocía y luego me empezaba a dar cuenta que sí había tenido ese sentimiento o lo empezaba a notar más a menudo”.

Y eso, señaló, es parte de un campo muy interesante de investigación sobre el lenguaje y las emociones, que trata de cómo tener la palabra para un sentimiento nos permite experimentarlo o al menos reconocerlo porque lo podemos nombrar e identificar.

“Por ejemplo, una de las emociones que disfruté explorar fue la de la palabra japonesa ‘amae‘, que es difícil de explicar pero es el tipo de placer que uno siente cuando puede pasarle la responsabilidad por tu vida y cosas a otra persona, así sea temporalmente. Alguien se hace cargo y tú puedes sentirte abrazada y protegida”.

“Es un sentimiento fácil de reconocer, pero una vez tuve la palabra en japonés empecé a notar los momentos en el que lo experimentaba”, comenta Tiffany.

“Y es interesante que no tenemos esa palabra en inglés, pues es como si no quisiéramos reconocer la emoción, quizás porque no se ajusta a la manera en la que concebimos nuestra independencia y autosuficiencia”, reflexionó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

%d bloggers like this: